Probando tu sitio web, métodos y sugerencias


Probar tu sitio web es uno de los mejores hábitos que puedes adquirir cuando creas un sitio web. 

Probablemente no creerías cuanto dinero gastan las grandes empresas en lo que proponemos en este capítulo y diez veces más cuando se dan cuenta, demasiado tarde, de lo importante de este paso. 


Entonces, quizás quieras empezar este nuevo periodo de prueba re-leyendo la metodología detrás de las pruebas de un sitio web. Luego, esperamos que puedas continuar con los métodos más avanzados de prueba que se encuentran en esta página. Las pruebas no deben ser una tarea rutinaria, pueden convertirse en una herramienta sencilla y cómoda que puedes implementar rápidamente cuando sea necesario (como ocurre a menudo).


En las pruebas debes tratar de desarrollar dos talentos: hacer las preguntas correctas y observar a tus usuarios.


Cuándo probar 


 • Nunca es demasiado pronto para probar. Pero es necesario reconocer que los resultados de las pruebas dependen de en qué etapa del desarrollo está tu sitio. Debido a esto te interesa probar varias veces durante la creación de tu sitio. Esto te dará un mejor sentido general de cómo puede crearse el sitio para responder mejor a las preguntas de tus lectores.

 

 • 1 o 2 pares de ojos críticos mientras estás creando tu sitio son de muy gran valor, para transmitirte lo que entienden y lo que no entendieron. Es especialmente importante tener probadores que pueden seguir el progreso de tu trabajo. Si no pruebas a menudo, tus probadores perderán el conocimiento de la cronología del sitio. 


 • Prueba tu sitio durante la fase de creación, como se explica en profundidad en la página de período de prueba. Prueba antes de tener una página de inicio o sin mostrar la página de inicio a los probadores (recuerda que puedes bloquear las páginas). Permite a los probadores ver cómo circulan tus páginas y cómo fomentan a los lectores a desplazarse por las páginas, independientemente de la orientación de una página de inicio.

 

 • Prueba cuando sientas que la primera versión de tu sitio está tomando forma, las pestañas agrupadas en categorías lógicas y mostrando la página de inicio.


 • Prueba cuando tu sitio esté funcionando, cuando tu sitio esté activo. Obtén la opinión de tus usuarios. 


 • Las grandes actualizaciones tomarán forma de manera progresiva durante la vida de tu sitio, pero es hora de aplicar la actualización, organiza unas cuantas pruebas antes y después de los cambios estructurales. 


Probar una página web es un estado de ánimo


• Cuando pruebas tu sitio web tienes que entender que no estás interesado en escuchar la confirmación de lo que piensas que sabes. Te interesa encontrar nuevos elementos y nuevas formas de ver tu contenido que quizás no habías pensado antes o que no eran importantes.   


• Tienes que estar listo para volver a revisar parte de esta guía cada vez que un nuevo elemento que parece importante salga revelado por el proceso de prueba. Especialmente si es nueva información que quieres integrar en la estructura de tu sitio. 

 
 • No te tomes demasiado en serio las observaciones de un sólo usuario. Esto sucede a menudo cuando una persona que está probando tu sitio dice algo que confirma lo que pensabas, o debido a que fuiste persuadido en ese momento. Las opiniones individuales, son buenas, está bien saberlas, está bien compilarlas... pero deja que estas opiniones vayan dándole forma y mejorando tu sitio de manera lenta.  
 

• Sé un observador, un facilitador, un oído amigable. Deja que tus probadores hablen, hagan comentarios, te digan en qué están pensando cuando utilizan tu sitio. No los juzgues.   
Escucha. Anota. Aprende. 


Hay tantos puntos de vista en el mundo. A ti te interesa explorar la visión de tus lectores para ampliar la tuya.

Signos de éxito


  • Las nuevas pruebas te ayudan a encontrar nuevas maneras de mejorar tu sitio,... como por ejemplo, encontrar un tema que está dentro de las pestañas equivocadas o detrás de una etiqueta que describe otro aspecto de tu tema. 
  • Encuentras nuevas e interesantes preguntas o encuentras nuevas formas de responder las preguntas existentes. 
  • Los usuarios son capaces de recordar en donde está la información en tu sitio. 
  • Los usuarios son capaces de suponer en donde estarán las respuestas a sus (o tus) preguntas. 
  • Los usuarios se sienten cómodos al navegar por tu sitio y no sienten que se van a perder. 
  • Sabes que tienes un buen sitio web, cuando los usuarios están curiosos por saber que hay en las siguientes páginas y sin pensárselo quieren explorar tu sitio. 
  • La mayoría de las persona te contacta a través de tu página de contacto. A menudo cuando haces un buen trabajo respondiendo a sus preguntas, su vocabulario y la forma en que se dirigen a ti cambia. Por ejemplo, las preguntas que solías tener en gran cantidad simplemente desaparecen debido a que pueden encontrar las respuestas en tu contenido.   
  • Empiezas a recibir opiniones espontáneas, sugerencias y contribuciones. 

Recuerda que una prueba exitosa no es una prueba en la que no encuentras problemas.  

Una prueba exitosa es una prueba que te ayuda a entender mejor de que manera dirigirte a tus lectores. 


___
Ahora que el contenido de tu sitio está completo es hora de ayudar a Google y a los motores de búsqueda a entender tu sitio de una mejor forma.