Utiliza imagenes para apoyar tu texto


Ilustra tu tema, marca, lugar o actividad, primero con tus palabras.

Luego acompaña tu descripción con una imagen. 


Quizá te des cuenta de que tienes la tendencia a hacer lo contrario, colocar imagenes en tu sitio web y luego usar unas pocas palabras para justificar su presencia.

Esto es exactamente lo que te interesa evitar.


No dejes que las imagenes le quiten importancia a lo que de verdad importa: 

Las respuestas a las preguntas de tus lectores. A menudo los lectores dan demasiado valor a las imagenes y esto puede llevar a malentendidos cuando no son usadas de forma apropiada.  


Deberías intentar que el texto defina cual será la imagen, antes de colocar una foto o imagen. 

Muy a menudo empezamos colocando una foto o imagen que tenemos y luego escribimos el texto alrededor de esta foto.

Evita crear el contenido de tu sitio alrededor de las fotos o imagenes. 

Será mejor tomar fotos, organizarlas y colocarlas en tu sitio una vez hayas terminado de escribir, para así saber sobre el contenido que estarán ilustrando.


Sin embargo hay momentos en que la foto es el tema. 

  • Cuando quieres enseñar los detalles de una habitación de hotel.
  • En una página de comercio electrónico. 
  • Si tu sitio trata sobre fotografía. 

Asegúrate de que tus fotos no desvirtúan tu contenido (escrito).

Cuando dicen que una imagen vale más que mil palabras,  

estas palabras son de tu lector, no tuyas...

Cuando se usan fotos atractivas al lado de información importante, esto puede distraer a los lectores de lo que tú les quieres transmitir. 


Considera esto: Tienes cinco fotos de unas flores muy bellas en tu jardín al lado de un pequeño texto, los lectores se fijarán en las flores, reconocerán su belleza y tomarán la decisión de visitar tu jardín. Muy probablemente tus lectores no habrán leído el texto que les advertía de lo venenosas que son estas cinco flores.

Este es un ejemplo extremo pero te muestra que los lectores le dan mucha más importancia a las fotos de lo que tú quisieras.  


La lección es usar las fotos con moderación para ilustrar con precisión tu tema.


___

Ahora que has ilustrado y organizado de manera inteligente tus páginas, es el momento de pensar en cómo tus lectores se moverán de una página a otra.